PUBLICIDAD

Estoy preocupado, no se hacia donde va el vallenato; dijo el juglar, Marciano Martínez

Uno de los más acérrimos defensores del vallenato puro en el juglar, Marciano Martínez, quien recientemente estuvo en Barranquilla en un soberbio concierto que brindó a dos voces con el también cantautor vallenato, Iván Ovalle Poveda y con un lleno a reventar en el Teatro José Consuegra Higgins, deleitó a los asistentes con dos horas de música vallenata vestida de frac pero con sabor campesino. Martínez nació en La Junta -La Guajira, un 30 de octubre de 1957, en el hogar formado por Joaquín Elías Acosta y Dolores Martínez. Pertenece al grupo de compositores impulsados por el “Cacique de la Junta” Diomedes Díaz, con quien anduvo más de 40 años y fue unos de los compositores de cabecera de cantante fallecido en Valledupar un 22 de diciembre del 2013.
El ser juglar no se le dice a cualquiera, Marciano Martinez, canta, versea, toca acordeón y compone canciones que están en lo más alto del escalafón del folclor vallenato. Entre sus obras están: “La Juntera”, ‘”Todas las tardes”, “Venceremos”, “Soy amigo”, “Por jugar al amor”. “Con el alma en la mano”, “Sentir de mi pueblo”, “Amarte más no pude”, “Pobre Infancia” y el último éxito de Diomedes Diaz, “Ay, la vida”.
No es la primera vez que al entrevistar este medio de comunicación al cantautor guajiro nos expresa esta frase lapidaria de hacia donde va el vallenato con esta enorme cantidad de música desechable que estamos escuchando.
MARCIANO MARTÍNEZ E IVÁN OVALLE.
Marciano Martínez; Miren mi público barranquillero,” yo estoy preocupado”, por que no se hacia donde va el vallenato que tanto queremos, no es posible que se escuche tanta mala música en la radio con la anuencia de los medios de comunicación que parecen estar obligados a poner un “dizque” vallenato de la nueva ola, eso no existe de un tiempo para acá, la renovación en el vallenato siempre ha existido, lo hizo durante muchos años, Escalona, Alejo Durán, Emiliano Zuleta Baquero, cuando cogieron el vallenato de Guillerrmo Buitrago y le metieron caja, guacharaca y acordeón, pero respetando los parámetros de un vallenato lírico, el vallenato campesino y que significaba algo.
Vuelve la renovación con los Hermanos Zuleta, Jorge Oñate, Beto Zabaleta y hasta el Binomio de Oro. Pero uno de los que más renovó e innovó fue Alfredo Gutierrez quien se atrevió a meterle ritmos sabaneros al vallenato como también lo hizo Andres Landeros y Calixto Ochoa. Entonces ese cuento de que el vallenato de la nueva ola nació hace diez año para acá es mentira, estoy de acuerdo que se renueve el vallenato, pero no la degradación en la que nos tienen sometido en este momento con un “dizque” vallenato, eso no es vallenato y no es na´, es pura vaina que el año que viene ya nadie se acuerda.
El también cantautor nacido en Valledupar que celebra este 2015 sus 30 años de vida artistico nos dió su opinión al respecto;
Iván Ovalle: Yo crecí escuchando y oyendo a estos señores artistas y gracias a ellos el vallenato está donde está, antes de que Carlos Vives ayudará a hacer el vallenato más internacional con las composiciones de los verdaderos juglares, el vallenato con guitarra de Guillermo Buitrago y otros artistas más, había llevado este folclor por todo el mundo, después cuando se le agregaron los otros instrumentos, el vallenato cogió más forma y despegó por ahí en los años 80´, cuando ya los grandes interpretes que nombró Marciano Martínez, se comieron las verdes y después de varios años comenzaron a comerse las maduras. Casi todos son hoy por hoy los maestros y los papás de nosotros que apenas comenzamos en la música. Y eso yo tengo 30 años en la música y estos grandes de la música llevaron el vallenato a lo más grande adonde está ahora. Por eso hay que atreverse y Barranquilla es un plaza que ama en buen vallenato, por eso se le está rindiendo un homenaje a este grande del folclor llamado Marciano Martínez.
By: Alexander Lewis Delgado.