No solo las instituciones educativas privadas llevan varios meses sin pagar la energía,
también varias clínicas privadas de la ciudad acumulan una deuda de 600 millones de
pesos por la energía que les suministra la empresa Electricaribe.

Algunas de estas entidades deben hasta 14 facturas, por lo que la Gerente de
Electricaribe en Atlántico, Betty Yadira García Jiménez, expresó lo siguiente:

“aunque se han hecho incontables gestiones comerciales con estos centros privados para lograr abonos a la deuda o pagos definitivos, aún no hemos recibido respuestas positivas para ponerse al día”.

A pesar de la falta de voluntad de pago, Electricaribe sigue prestando el servicio de forma continua y estable para garantizar la normalidad en la operación de estas entidades.

Sin embargo, la empresa ya adelanta los trámites para iniciar el proceso de terminación de contrato para que dichas clínicas contraten el servicio de energía.