PUBLICIDAD

Desbordar valor es la nueva manera de hacer negocios: Javier Creus

Javier Creus

El nuevo plan de negocio no consiste en crear todo un 100 por ciento de valor para ganártelo tú mismo, sino desbordar valor para quedarte con una parte del mismo y así poder sobrevivir con la necesidad de un mercado que va a querer que permanezcas en él.

Así lo estima el estratega español Javier Creus, quien durante su intervención esta tarde en el foro Carbe BIZ 2018, expuso ante los empresarios barranquilleros, la nueva manera de hacer negocios que está imponiendo la dinámica actual, marcada por la innovación y la capacidad de adaptarse a las nuevas realidades.

“Antes Microsoft era el líder en el mercado del software corporativo y aun hoy lo sigue siendo, pero lo que sucede es que este negocio se trata de una porción muy pequeña del mercado del software”, dijo Creus a manera de ejemplo.

“El plan de negocio tradicional dice que se genera valor de 100 y se captura el mismo 100, algo que se ve claramente en el negocio de los autos se ejerce mucha violencia. Tienen su presupuesto y al final de año el fabricante le dice que haga lo que pueda con la existencia para que se cumpla el presupuesto”, anota el estratega.

Javier Creus

Las nuevas organizaciones, si necesitan 100 por ciento para sobrevivir, diseñan modelos de negocios que generan valor por 1000, el propio sistema que se está apropiando del 900 por ciento, va a querer que yo siga en el negocio, de modo que la nueva manera de hacer un plan de negocios consiste en desbordar valor.

“La mejor manera de diseñar los nuevos planes de negocio es preguntar a las empresas establecidas y a las ‘startups’, cuánto valor estás aportando porque es la única manera de lograr la resiliencia en este nuevo tipo de negocio”, asegura Creus.

Creus dice que el mayor enemigo de la innovación es el éxito. “En Colombia se gana mucho dinero en modelos muy tradicionales  en un mercado que, si bien es cierto no está estrictamente protegido, sí tiene una resistencia que hace que en muchas ocasiones tarde en llegar la inversión extranjera”.

El éxito hace muy difícil que uno mismo irrumpa su propio negocio. Un ejemplo de ello es como las grandes empresas están viendo un paso más adelante en lo que está por suceder. Grandes compañías como Uber invierten en bicicletas para adelantarse a lo que podría dictar el mercado en el futuro cercano.

“Nos ha hecho mucho daño el tratar de empatar con el mejor. Se trata de tener una doble visión: la de la pantalla actual, como en un video juego, para tratar de pasar a la siguiente, pero tener una parte de la vista en la siguiente pantalla en la que también debes tener listas las herramientas para ganar. Eso es innovación, es redifinir tu propio negocio, antes de que venga otro y te lo redefina”, concluyó Creus.