PUBLICIDAD

De 52 canciones inéditas ganadoras en el festival vallenato, solo 15 han sido éxitos musicales

¿Qué si vale la pena concursar en el festival vallenato de Valledupar en la categoría de canión inédita? Sí, es la respuesta, ¿Qué si da algún prestigio? La respuesta de nuevo es sí, ¿Se garantiza qué al ganar el concurso, esa canción será un éxito musical por regla de tres? Desafortunadamente aparece el “No” como respuesta. ¿El por qué? Esa es la respuesta del millón. Para sacar conclusiones hay que remontarse a los inicios de 1969 cuando inició este concurso de la canción inédita, un año después de la apertura del festival vallenato más grande de Colombia.

Hay varios factores por el cual en el pasado dichas composiciones ganaban el título de mejor canción inédita, se grababa y era éxito musical. Uno de eso factores que le verbo, la prosa y el verso antes eran más puro, más raizal, la canciones “sabían” a tierra, definitivamente el dicho que que dice; “que todo tiempo pasado fue mejor”, esta vez se hace realidad. Los compositores eran en su gran mayoría campesinos de estas tierras del Cesar, del Magdalena y La Guajira, no estaban contaminados de ciudad, de maldad, de morbo y ni de cemento.

Al hacer el conteo de las 48 versiones del festival encontramos que hay canciones más ganadoras que ediciones, en total hay 52 canciones por que en 1997 hubo dos canciones ganadores y en 1988 se repitió esto pero esta vez ganaron cuatro canciones y en 1999 fueron tres las ganadoras. Por eso es el aumento en canciones ganadoras. En 1968 no se había creado el concurso, en el años 1975 se declaró desierto el concurso por que ninguna de las canciones le gustó al jurado calificador de la época.

Como siempre en cada concurso hay polémica, en 1981 el paseo vallenato compuesto por Fernando Dangond Castro llamado “Nació mi poesía” la relegaron al segundo lugar a pesar de la hermosa letra. Pero la justicia cojea, pero llega, 19 años después la fundadora y una de las creadoras del festival, La Cacica Consuelo Araujo Noguera y la junta directiva de la época en consenso aprobaron el darle el primer puesto a esta canción por considerar injusto el segundo puesto que le habían otorgado.Se hizo justicia y mediante la resolución # 054 del 2000 se le otorgó el primer puesto y que el hecho de ser hijo del gobernador de ese año no era impedimento para que la canción ganara. Al jurado compuesto por; Lucas Dangond, Enrique Cabas, Adalberto Herazo, Jaime Olivella y Fausto Cotes, se les revocó el fallo 19 años después.

El ganar este titulo ya no es sinónimo de éxito musical, solo hay 15 temas ganadores que si fueron éxito en la radio y fueron estos; Año 1969 el Tema “Rumores de viejas voces” de Gustavo Gutierrez fue grabado por Jorge Oñate. En 1970 en disco “El indio desventurado”, compuesto por Fredy Molina lo hizo éxito Diomedes Díaz. Dos años después gana Camilio Namén con su tema “Recordando mi niñez” grabado por Oñate. En 1973 Armando Zabaleta ganó con el tema “No vuelvo a Patillal”, también grabado por Jorge Oñate. En 1974 Nicolás Maestre gana con el tema; “El hachero”, fue éxito gracias a la voz de Armando Moscote. Llega el año de 1976 donde gana “La profesía” de Julio Oñate, la llevó al éxito los Hermanos Zuleta.

En 1976 gana “Yo soy Vallenato” de Alfonso Fernández y es éxito gracias a los Hermanso Zuleta y Armando Moscote. Río Badillo gana en 1978 y fue compuesta por Octavio Daza, cantada por los Hermanos Zuleta. El Binomio de Oro graba la canción de Tobías Darío Gutierrez “Voz de Acordeones”, fue éxito musical inmeditamente. La elección polémica del paseo “Nació mi poesía” de Fernando Dangond en 1981, fue grabada por Jorge Oñate. En 1982 de nuevo gana Gustavo Gutierrez con “Paisaje de sol” y la vuele éxito Jorge Oñate. Emiliano Zuleta Díaz gana con su tema “Mi acordeón” y fue cantada por su hermano Poncho Zuleta. Llega 1986 y nace el himno del festival vallenato “Ausencia sentimental” compuesta por Rafael Manjarres y grabada por Silvio Brito y “el “Pangue” Maestre.

La penúltima canción de gran resonancia fue ganadora en 1988, su compositor es el guajiro Marciano Martínez y grabada por los Hermanos Zuleta y el último gran éxito de las canciones inédita se detuvo en 1997 con el tema “Mi pobre Valle” de Emiliano Zuleta Díaz”. ¿Qué pasó? no se sabe. ¿Antes los conjuntos eran mejores? puede ser. ¿Los compositores de ahora son muy citadinos y simplistas? Parece que sí. Se van a cumplir casi 20 años que una canción inédita no tiene la relevancia de las de antes. La gran ventaja es que antes no había tanto conjunto vallenato que escoger y por eso fueron éxito casi todas en los inicios del festival, Lo que si es cierto es que canción que gana y es entregada a la agrupación ideal y esta la hace éxito es como ganarse el baloto. Amanecerá y veremos.

Por: Alexander Lewis Delgado.