LaVibrante-Nueva-York-gobernadora

Para Cynthia Nixon, Nueva York no es lo suficientemente azul. Es el color que identifica a los demócratas y por eso lleva años tratando de movilizar a las bases, con un discurso muy progresista que ahora dirige directo contra el actual gobernador Andrew Cuomo. La actriz, muy conocida por su papel de la abogada Miranda Hobbes en Sexo en Nueva York, estaría ya lista para dar el salto definitivo y poder retarle cara a cara en las primarias que se celebrarán en septiembre.

El nombre de la estrella lleva circulando desde el pasado agosto, cuando dio un discurso en el que abrió la puerta a llevar su activismo político más alto. “Muchos neoyorquinos preocupados le están animando que se presente a las elecciones a gobernadora”, señala su portavoz, “pero como ha dicho otras veces, sigue explorando esa posibilidad”.

En una entrevista con el programa Today de la NBC reconoció el pasado verano que a la gente le gustaría que se presentara al puesto por su defensa de la educación pública. Aprovechó la ocasión para meter de nuevo en el ojo de Cuomo en este asunto. “Le gusta decir que gasta más por alumno que en otros Estados y es verdad”, dijo, “pero es porque se gasta más en los niños de los distritos más ricos”.

La idea de una Nixon gobernadora tomó cuerpo en los meses sucesivos y se hizo más evidente tras un discurso que pronunció coincidiendo con el primer año de mandato de Donald Trump. “Si toma una decisión”, insiste la portavoz de la actriz, “hará públicos sus planes”. También quiere disputar el puesto al gobernador la antigua alcaldesa de Siracusa Stephanie Miner.

Los medios locales indican desde hace algunas semanas que Cynthia Nixon está montando ya un equipo de campaña, que incluirían a antiguos asesores del alcalde de Nueva York. Bill de Blasio, que acaba de iniciar su segundo mandato al frente de la gestión de la mayor ciudad del país, es un político con un perfil más a la izquierda que Andrew Cuomo, con el que además tiene una feroz rivalidad.

Reconocimiento

Hasta ahora respondió a la preguntas de su eventual candidatura con un “quizás” y en el entorno de la actriz aseguran que se quiere dar aún algún tiempo. Nixon, de 51 años de edad, es muy cercana a la mujer del alcalde, Chirlane McCray, que como primera dama neoyorquina se concentra en acciones sociales. Su actual mujer, Christine Marinoni, trabaja en la administración de Bill de Blasio.

Nixon no es solo una figura ampliamente reconocida. También tiene acceso a fondos que pueden ayudarle a financiar la campaña, para ser realmente competitiva. La comunidad homosexual, por su parte, acaba de apoyar la reelección de Cuomo, que promovió la legalización del matrimonio gay en Nueva York. El Working Families Party también apoyó al demócrata en las dos pasadas elecciones.

Las elecciones a gobernador se disputan a comienzos de noviembre próximo, coincidiendo con las que van a renovar la mitad de los asientos en el Congreso de EE UU. Antes, la primarias demócratas deben designar al elegido. Cuomo, que ejerce de gobernado desde 2011, no se deja impresionar. “Lidiaré con uno u otro candidato de cualquier partido conforme se presenten”, declaró.

El demócrata bromeó al sugerir que el alcalde puede estar detrás de toda esta maniobra o incluso el presidente ruso Vladimir Putin. “Eso lo dejo a la labor de investigación de los periodistas”, comentó entre risas. Después admitió que su reconocimiento público es un activo. “Si es solo por el nombre, espero que Bratt Pitt, Angelina Jolie y Billy Joel no se presenten. Sería un problema”, concluyó

Por: El País

Comentarios