PUBLICIDAD

Confesiones de los nuevos Reyes Vallenatos del acordeón

A pocos días de coronarse como Reyes Vallenatos del acordeón en el 48 Festival de la Leyenda Vallenata, Mauricio Andrés de Santis Villadiego, Jesús Alberto Ocampo Ospino, Daniel Guillermo Maestre Alvarado y Rubén Darío Lanao del Valle, se encontraron por primera vez en Barranquilla.

En la puerta de oro de Colombia se abrazaron, visitaron medios de comunicación y compartieron sus experiencias en el “Papá de los festivales”, y además contaron cómo había sido el recibimiento en sus ciudades y pueblos de origen.

Comenzó el Rey Profesional Mauricio de Santis. “Es lo mejor que me ha pasado en mi vida, incluyendo cuando fui Rey Juvenil en el 2005 y Rey Aficionado tres años después. Estuve seis años en busca de la corona profesional hasta que gracias a Dios la alcancé”.

Cuando se le preguntó sobre sus grabaciones anotó que participó en la producción ‘Los Reyes del Acordeón’ donde interpreté la canción ‘Ojazos negros’, y en el trabajo musical ‘Racimo de amores’ con las canciones ‘Paisana de mis amores’ que cantó Beto Zabaleta y ‘Vivirás contenta’ que cantó ‘El Mono’ Zabaleta’.

La frase más contundente de Mauricio de Santis, hijo de Vicente de Santis  Caballero y Dilcia Villadiego Llorente, es “Soy más de pueblo que el suero”. Además indicó que estará los días 22 y 23 de mayo, en Montería y Momil, Córdoba, donde le tributarán sendos homenajes.

Siguió el Rey Aficionado Jesús Ocampo, quien dijo que “este ha sido un momento importante de mi vida y gracias a Dios todo se me ha venido dando. Luché durante tres años por la corona, claro que en el 2006 había sido Rey Infantil”:

Sus nuevos amigos le dijeron que habían visto por las redes sociales el gran recibimiento que le hicieron en Ariguaní, Magdalena, y que hasta había llorado.

“Me enternecí al recordar todo lo vivido en mi pueblo y especialmente a mi querida abuela Graciela Peña, a quien todavía la tengo con vida y ha sido mi fortaleza”.

Jesús Alberto, más conocido como ‘Chucho’, el hijo de Jesús María Ocampo Domínguez y Carmen de Jesús Ospino Peña, tiene como frase de combate: “Con sabor criollo”.

Para el Rey Juvenil Daniel Maestre, este triunfo lo simboliza con el salto al segundo escalón debido a que antes se había coronado como Rey Infantil en el 2009.

“Esta es una categoría muy complicada donde participa el mayor número de acordeoneros, y es vivir una experiencia diferente. Gracias a Dios se logró este anhelado triunfo y seguiré estudiando Producción Musical en la Escuela Fernando Soto de Bogotá, y luego si aspirar a  una nueva corona”.

El hijo de José Guillermo Maestre Díaz y Claudis Alvarado de Maestre tiene como slogan: “Con el alma de Rey”.

Finalmente llegó la confesión del Rey Infantil, Rubén Lanao, quien pasó de la alegría a la tristeza. Cuando se dio el fallo fue el niño más feliz y a las pocas horas estaba triste. El sábado dos de mayo a las 7:00 de la noche falleció en un accidente de tránsito su tío Campo Elías Iguarán Quintero.

“Para nuestra familia fueron momentos difíciles, y en medio de todo recibía felicitaciones y reconocimientos especialmente de mi colegio Británico Internacional de Barranquilla donde curso sexto grado”.

El hijo de Rubén Lanao Ríos y Micaela del Valle Iguarán, dice que no tiene slogan sino que quiere ser un Rey Vallenato que deje huella y que está en el periodo de aprendizaje.

En la charla hicieron referencia a los acordeoneros festivaleros que admiran y los mayores puntos se los llevaron en su orden: Alejo Durán, ‘Colacho’ Mendoza, Luis Enrique Martínez, Calixto Ochoa, Gonzalo ‘El Cocha’ Molina y Navín López.

ADAMISS=
Pablo López

 ¿Y Pablo López, siempre ha sido gordo?

Al entrar en los detalles informales el Rey Vallenato Infantil, Rubén Darío Lanao del Valle, sorprendió al preguntar si el maestro Pablo López siempre había sido gordo.

La respuesta se le trasladó de inmediato a través de una llamada al propio Pablo Agustín López Gutiérrez, quien sonriendo respondió: “Nunca me habían hecho esa pregunta, pero cuando estudiaba en Villanueva en 1950 era delgado, luego me fui para Bogotá y jugué en las divisiones inferiores de Santa Fe con el histórico Alfonso Cañón. Me engordé desde el año 1958”. Entonces, jocosamente manifestó: “Estoy rebajandito”.

Los que subirán de peso musical son los actuales Reyes Vallenatos que comenzarán a promocionar el 49 Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje a los Hermanos Zuleta, Emiliano y Poncho.

Este encuentro de Mauricio, Jesús, Daniel y Rubén, sirvió para conocerse y hacer un pacto de honor con la finalidad de sacar adelante al Festival de la Leyenda Vallenata, ese que hoy los tiene muy felices al recibir felicitaciones y reconocimientos por todas partes.

Al final entre ellos se pusieron a sumar sus edades y dio un número de 75 años (25, 20, 17 y 13). Se rieron y concluyeron que no es mucha edad cuando antes entre el Rey Profesional y el Rey Aficionado, sumaban esa sola cifra. “Es que ahora hay más oportunidades de aprender a tocar el acordeón, antes era muy difícil”, concluyó Mauricio de Santis, el rey mayor.

By: Juan Rincón Vanegas

@juanrinconv