PUBLICIDAD

En Boston piden semáforo para prevenir accidentes

Peligro vial pone en riesgo la vida de transeúntes y conductores. Comunidad clama rápida intervención de las autoridades.

Diariamente, vecinos, estudiantes del Colegio Barranquilla y muchos ciudadanos en general, conviven de manera permanente, con la peligrosa odisea que representa atravesar la intersección vial, comprendida en el punto de la calle 68 con carrera 47, del barrio Boston de Barranquilla.

Los moradores del sector, aseguran que desde que se puso en marcha la operación del Sistema Masivo de Transporte Transmetro por la carrera 46, se viene acrecentando una gran preocupación, toda vez que la reducción del flujo vehicular que circulaba frecuentemente por la Avenida Olaya Herrera, terminó aumentándose en gran magnitud en el empalme de la carrera 47 con la calle 68.

La falta de reguladores es evidente. Al fondo se aprecia el poste de energía que amenaza con derribarse.

Tanto, niños como adolescentes y jóvenes entre los 10 y 17 años respectivamente, relatan la pesadilla por la que tienen que pasar diariamente para llegar hasta el colegio, ya que según ellos, además de no haber un respeto hacia las señales de tránsito por parte de los conductores, tampoco cuentan con el respaldo de las autoridades de tránsito para controlar la congestión vehicular y de esta manera atenuar y prevenir la magnitud de lo que representa este punto vial de la ciudad.

Medidas no han funcionado y comunidad se queja.

Ante la inminencia de un posible riesgo para la vida de conductores y peatones, la Secretaria de Movilidad Distrital optó, hace más de dos, por acondicionar en esta importante arteria vial de la ciudad, una señalización de PARE, para mitigar de esta manera futuros accidentes de tránsito que lamentar. La medida que en su momento fue socializada de manera pedagógica, parece no haber tenido el suficiente eco que esperaban las autoridades, puesto que la problemática todavía continúa, y las personas, especialmente la comunidad escolar, siguen lidiando con los excesos de velocidad que se generan a diario.

Además, alumnos del colegio Barranquilla que pidieron reserva de su identidad, expresaron que los reguladores de tránsito que dispuso la Secretaría de Movilidad, desde el año anterior, en ese punto de la ciudad, en vez de cumplir efectivamente su trabajo para el que fueron contratados, se la pasan es chateando en sus celulares, comiendo fritos y tomando chicha en la tienda de la esquina.

Diego Pájaro, líder comunal de este sector que hace parte de la localidad Norte Centro-Histórico, expresa que muchas veces se nota la ausencia de los reguladores de tránsito, sin explicación alguna que amerite tal hecho. Pájaro afirma, enérgicamente, que “aquí tienen que poner un semáforo porque en esta esquina han ocurrido muchos accidentes de tránsito”.

Imágenes como estas suelen verse diariamente en el punto vial de la calle 68 con carrera 47 esquina.

Más problemas sin solucionar.

Los habitantes del barrio Boston dan cuenta del peligro al que están expuestos a diario, no solo por la falta de semáforos en este punto sino también por el riesgo que representa un poste de energía, que por su mal estado físico amenaza con derrumbarse en esa misma esquina. Los moradores cuentan que se han cansado de reportar formalmente tal situación ante Electricaribe, pero la empresa de Energía no ha atendido la petición de la comunidad. Para ellos es preocupante, que a causa de las fuertes brisas que por esta época corren por la ciudad, el poste pueda caerse y ocasionar accidentes, tragedias, pérdidas materiales y humanas.

Este es el poste que amenaza con caerse. La comunidad siente miedo, debido a que con la brisa puede derrumbarse.

Llamado urgente a las autoridades.

Por eso, los residentes del barrio Boston, invitan de manera especial al alcalde de Barranquilla, Alejandro Char y al Secretario de Movilidad Distrital, Fernando Isaza, para que se acerquen en cualquier momento del día, incluso en las horas pico, a evidenciar la realidad que padece esta cruel situación y le brinden tranquilidad a la comunidad de que este entorno tendrá mejoramientos contundentes y formidables en tal aspecto.

Al mismo tiempo, le hacen un nuevo llamado a la empresa Electricaribe, para que dentro de los planes de mejoramientos que están haciendo a la infraestructura donde se desarrolla el fluido eléctrico, incluyan la solución a la problemática del poste de energía.

Por: Mario Polo Gutiérrez