PUBLICIDAD

Así ha sido la recuperación emocional de los niños y niñas de San Andrés y Providencia luego del devastador paso del Huracán Iota

La organización internacional Aldeas Infantiles SOS Colombia ha brindado atención de emergencia y acompañamiento a más de 135 niños y niñas, y 17 familias en la zona. La pérdida del sueño, el miedo, signos de tristeza, la incontinencia urinaria, y desmotivación frente al estudio, fueron las principales manifestaciones de la afectación de los niños, niñas y adolescentes que vivieron la tragedia.

Se han cumplido más de 100 días desde que el Huracán Iota, que alcanzó categoría 5, arrasó las islas de San Andrés y Providencia, dejando en esta última una afectación de más del 98% a su infraestructura, cuatro personas muertas y múltiples daños en sus comunidades.

En esta catástrofe, como en todas de su tipo, son los niños, niñas, y jóvenes y quienes más sufren el impacto posterior, y constituyen un pilar fundamental en la reconstrucción de las comunidades.

Ese ha sido el trabajo de la ONG internacional Aldeas Infantiles SOS Colombia, que desde diciembre de 2020 viene acompañando la recuperación de más de 135 niños y niñas, y 17 familias de San Andrés y Providencia.

Según afirma la organización, la pérdida del sueño, el miedo, la incontinencia urinaria, signos constantes de tristeza y desmotivación frente al estudio, son las principales consecuencias que sufren los niños, niñas y adolescentes que vivieron la tragedia en noviembre del año pasado.

“Nuestra labor en las islas se ha enfocado en tres frentes de acción: generar espacios protectores para los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y sus familias, quienes fueron afectados por la tragedia; desarrolar procesos de atención psicosocial para la niñez y los adultos cuidadores; y generar actividades pedagógicas para la prevención de situaciones de emergencia”, afirmó Ángela Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS Colombia.

Así mismo, la organización desarrolla encuentros y talleres en donde brindan conocimientos a los niños y niñas, y sus familias, en temas de autocuidado relacionados con el abuso, tipos de maltrato, tips para la protección y la denuncia, entre otros.

Las zonas en que Aldeas Infantiles SOS Colombia lleva a cabo su proyecto de recuperación emocional son, en San Andrés: en las comunidades de San Luis y Elsie Bar; y en Providencia, en San Felipe y Casa Baja.

Cartas para mantener el vínculo afectivo

Una de las primeras situaciones que encontró Aldeas Infantiles SOS Colombia cuando llegó a atender la emergencia, es que la mayoría de los niños y niñas de Providencia habían sido separados de sus padres debido a la destrucción casi total de sus casas, y fueron llevados a San Andrés para vivir con su familia extensa, es decir con tíos, abuelos o incluso amigos cercanos. Ante esta situación, la organización implementó la estrategia “Carta sobre el mar”, en la que por medio de las lanchas dispuestas para la emergencia transportaban cartas que los niños y niñas le escribían a sus familiares, y viceverza, con el fin de mantener vivo el vínculo afectivo familiar a pesar de la tragedia y la distancia.

LaVibrante.Com