PUBLICIDAD

Artesanos del Atlántico ‘tejen’ sostenibilidad en Asamblea BID 2020

Un grupo de artesanos de Usiacurí y Galapa, Atlántico son los encargados de elaborar los artículos decorativos que serán exhibidos como parte de la ambientación del evento que se realizará del 18 al 22 de marzo en Barranquilla.

Pájaros de colores, bandejas, platos tejidos y otras artesanías hechas con palma de iraca demostrarán la creatividad de los artesanos del Atlántico en la 61ª Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo BID 2020 y 35ª Asamblea del BID Invest 2020, que se realizarán en Barranquilla del 18 al 22 de marzo.

Un grupo de artesanos de los municipios de Usiacurí y Galapa en el Atlántico elaboran en sus talleres los productos que serán parte de la decoración que apreciarán los cerca de 7.000 asistentes al evento.

“Elaboramos unos pajaritos de colores con la palma de iraca. Lo importante es que Usiacurí y el Atlántico se darán a conocer más a nivel internacional con sus artesanías, gracias a este proceso que se vivirá en la Asamblea BID 2020. Estamos haciéndolos con mucho amor porque no es solo tejer por tejer, sino que nos gusta. Queremos que se lleven una buena impresión de nuestro trabajo y de
nuestro bello departamento”, expresó la artesana de Usiacurí, Eleany Amaranto Escorcia.

Las creaciones de los artesanos integran a la familia, todos aportan desde su saber hacer para cumplir con el pedido de sus productos que se convierten en su principal fuente de ingresos.

“Estamos haciendo 120 individuales con la técnica de puntada de estrellita y rollo cocido, y cada uno va haciendo una parte para lograr el producto final y llegar a la meta. Este trabajo es el sustento de muchas familias usiacureñas. Damos gracias a Dios porque hemos podido cambiar la historia, antes producíamos y no teníamos cómo comercializar y ahora contamos con plataformas en las que nos visibilizan como un municipio ciento por ciento artesanal”, dijo la artesana Sandra Muñoz Peña.

Cada producto cuenta la historia de un artesano que encuentra en su arte una manera de generar recursos y una forma de expresar su pasión por el oficio. “Comencé desde muy niña en la elaboración de las artesanías, mi mamá me enseñó y ella lo aprendió de sus padres. Cada día evolucionan los tejidos, nuestro arte se fortalece con nuevos mercados y mejora la calidad de vida”, manifestó la artesana, Marlebis Muñoz Jiménez, encargada de hacer las bandejas en palma de iraca.

La participación en la Asamblea del BID 2020 se extiende también hasta Galapa, otro de los municipios que se destaca por sus artesanías como expresión de la tradición cultural.

“Esta vez elaboramos una base en madera que complementa las creaciones de las artesanas de Usiacurí. Convertimos la madera en la base de los pajaritos de colores de palma de iraca. Es para mí un orgullo que podamos mostrar el talento que tienen nuestros artesanos en este arte, que también beneficia a cientos de madres cabeza de hogar”, dijo el artesano de Galapa, Kallill de la Cruz.

El apoyo de Artesanías del Atlántico juega un papel importante en el proceso porque también brindan capacitación en la organización de los emprendimientos, diseño y formación del ser.

“Nuestro propósito es rescatar la tradición ancestral y artesanal del Atlántico. Trabajamos con trece municipios artesanales. Hemos contado con todo el apoyo de la Gobernación del Atlántico, a través de la Secretaría de Cultura y Patrimonio, para impulsar el trabajo de estos artesanos que ponen todo su empeño y creatividad en sus productos que son de excelente calidad y muy llamativos”, concluyó la directora del proyecto Artesanías del Atlántico, Adriana Rubio.

En línea con la sostenibilidad ambiental del BID

La técnica de tejeduría, utilizada por los artesanos de Usiacurí en la elaboración de sus productos, encuentra en la planta palma de iraca la principal materia prima. Sus creaciones amigables con el medio ambiente prometen aportar creatividad y sostenibilidad a los escenarios que han sido preparados para los asistentes a la Asamblea BID 2020.

Karen Abudinen, gerente para Colombia de la Asamblea BID 2020, destacó que la sostenibilidad es el sello distintivo de este evento y que se trata de un gana-gana, pues “así como nuestros artesanos presentan al mundo la creatividad que nos caracteriza a los atlanticenses, Colombia demuestra que es posible hacer un gran evento de manera amigable con el medio ambiente”.