PUBLICIDAD

Agilismo empresarial el camino de las compañías hacia la transformación digital

El agilismo empresarial hace referencia a la aplicación en todas las áreas y procesos de una compañía de las metodologías ágiles que usan los departamentos de TI para el desarrollo de productos y servicios tecnológicos.

Este enfoque permite a las organizaciones responder mejor a los cambios inesperados del mercado, como los provocados por la pandemia del COVID-19, acelerar los tiempos de lanzamiento y comercialización de nuevos productos y servicios, centrarse en las necesidades del cliente y reducir los costos de producción sin sacrificar la calidad.

¿Qué es la metodología agile en los departamentos de TI?

El desarrollo ágil de productos tecnológicos se basa en ciclos de trabajo cortos para facilitar la iteración rápida y las mejoras continuas en los productos y servicios que se estén desarrollando.

De acuerdo con Computerworld Colombia, el 36% de las compañías en América Latina implementan metodologías ágiles y Colombia encabeza el ranking con el 47% de adopción de la cultura ágil.

En lugar de enfocar todo el esfuerzo en un único lanzamiento, esta metodología ofrece entregas de avances funcionales en pequeños tramos hasta completar todos los componentes del mismo. Los requisitos, acciones y resultados se evalúan continuamente para que los equipos puedan responder a los cambios rápidamente.

¿Qué es el agilismo empresarial?

El agilismo en las organizaciones se ocupa de trasladar estos principios de las metodologías ágiles a todos los departamentos y niveles de la empresa, no solamente al equipo de TI.

Para adoptarlo con éxito, el agilismo exige un compromiso global que debe empezar desde los líderes para transmitirlo a los diferentes niveles de la organización e impregnarlo en todos los equipos y miembros de la compañía.

El agilismo empresarial es un cambio holístico en la cultura de la organización que atraviesa todas sus divisiones e involucra a todos sus colaboradores.

Aaron De Smet, socio senior de la firma de consultoría global McKinsey & Company, define el agilismo empresarial como: “la capacidad de una organización para renovarse, adaptarse, cambiar rápidamente y tener éxito en un entorno turbulento, ambiguo y que cambia rápidamente”.

El agilismo como estrategia para sobrevivir a la crisis

La hiperconectividad derivada del mundo digital significa que los cambios y las oportunidades en el ámbito de los negocios y las empresas surgen de la noche a la mañana y desaparecen casi con la misma rapidez.

El éxito en el mercado actual exige agilidad en los procesos si tenemos en cuenta que el 70% de las empresas incluidas en la lista Fortune 1000, el ranking de empresas más exitosas en Estados Unidos, de hace 10 años hoy ya no existen. La razón: no pudieron adaptarse al cambio lo suficientemente rápido. Las empresas que no están en capacidad de innovar continuamente tienen una esperanza de vida corta.

El agilismo como estrategia para sobrevivir a la crisis

La hiperconectividad derivada del mundo digital significa que los cambios y las oportunidades en el ámbito de los negocios y las empresas surgen de la noche a la mañana y desaparecen casi con la misma rapidez.

El éxito en el mercado actual exige agilidad en los procesos si tenemos en cuenta que el 70% de las empresas incluidas en la lista Fortune 1000, el ranking de empresas más exitosas en Estados Unidos, de hace 10 años hoy ya no existen. La razón: no pudieron adaptarse al cambio lo suficientemente rápido. Las empresas que no están en capacidad de innovar continuamente tienen una esperanza de vida corta.

Beneficios del agilismo

El enfoque en el cliente está en el corazón del agilismo empresarial. Esto significa escucharlos, sentir empatía y atender sus requerimientos lo más rápido posible.

Las empresas ágiles reconocen rápidamente sus falencias y errores para rectificar la situación y crear experiencias de usuario excepcionales.

Estas son algunos de los principales beneficios del agilismo en las organizaciones:

Fomenta la resolución rápida de problemas

Las organizaciones que adoptan la agilidad en sus procesos pueden reaccionar y responder fácilmente a las oportunidades y amenazas del mercado sin dejar de estar enfocadas en el cliente.

Esto libera a los equipos ágiles de rígidos planes y estrategias a largo plazo, lo cual les permite adaptarse a nuevas situaciones mucho más rápido que aquellas empresas regidas por la burocracia tradicional.

Genera una mayor competitividad en el mercado

Las empresas que adopten el agilismo pueden aprovechar mejor las oportunidades a corto plazo y ser las primeras en moverse rápidamente para atacar las necesidades de los usuarios y del mercado.

Además, estas organizaciones pueden aprender más rápido de sus errores y fracasos, reajustar la hoja de ruta para no insistir en planes que no están dando los resultados esperados y reaccionar proactivamente para superar a su competencia.

Impulsa la colaboración entre colegas y equipos

El agilismo empresarial permite fomentar la creatividad y la resolución innovadora de problemas gracias a la posibilidad que abre a todos los colaboradores de los equipos de expresar sus ideas y de encontrar nuevos enfoques para afrontar los desafíos y crear nuevos productos y servicios, o mejorar los que ya existen.

 

Amplia mas información: www.exsis.co

LaVibrante.Com